Salud articular2018-10-30T09:12:31+00:00

Salud articular

Comprende diferentes aspectos que van desde el estilo de vida a la alimentación cuyo fin es evitar lesiones o aliviar el dolor articular así como el desgaste de la articulación.

¿Qué son las articulaciones?

Una articulación es la conexión móvil entre dos huesos. Para que las dos superficies de hueso no se rocen entre sí con cada movimiento, están recubiertas por una capa protectora lisa de cartílago cuyo grosor varía según la articulación, entre 1 y 5 mm.

Este cartílago puede sufrir desgaste, lo que desemboca en diferentes patologías articulares. Uno de cada diez adultos con más de 35 años presenta síntomas de desgaste o daño articular, siendo más frecuente en rodillas, caderas, espalda y manos. Las causas pueden estar relacionadas con el estilo de vida personal o con la constitución de la persona.

La capacidad del organismo para regenerar cartílago es baja. Por este motivo es muy importante contrarrestar la progresión de enfermedades como la artrosis mediante la nutrición. Las últimas investigaciones han demostrado que es posible reducir los dolores y mejorar la movilidad. La actividad física diaria también ayuda a fortalecer los músculos y la elasticidad de los ligamentos, y asegura el suministro de nutrientes a todas las articulaciones.

¿Qué factores pueden contribuir al desgaste articular?

Estos son algunos de los factores que pueden contribuir al dolor en las articulaciones y a su desgaste:

  • Exceso de peso.
  • Falta de actividad física.
  • Actividades que supongan una carga extrema de la articulación.
  • Las lesiones y las posiciones incorrectas.
  • Enfermedades metabólicas.
  • Afecciones reumáticas.

¿Cómo contribuir a reforzar el cartílago?

Existen sustancias que han demostrado un efecto positivo sobre el metabolismo del cartílago:

  • Sulfato de glucosamina.
  • Sulfato de condroitina.
  • Ácido hialurónico.
  • Hidrolizado de colágeno.

La glucosamina y la condroitina son componentes importantes del tejido cartilaginoso y determinan, entre otras, las propiedades especiales del cartílago bajo carga.

El ácido hialurónico también es esencial, porque contribuye a la elasticidad del cartílago y fomenta sus propiedades de amortiguación de impactos.

En el caso de patologías como la artrosis, es imprescindible apoyar el metabolismo de los huesos aportándoles nutrientes como el calcio (elemento central del tejido óseo).

Pero también son imprescindibles otros micronutrientes y vitaminas que apoyarán el correcto funcionamiento de los huesos y el cartílago, como la vitamina C, la vitamina D, la vitamina K, así como el magnesio, zinc y manganeso, que contribuyen al mantenimiento normal de los huesos
.

Los tejidos inflamados, como el cartílago en la artrosis, están sometidos a un elevado nivel de estrés oxidativo. La vitamina C, la vitamina E y la vitamina B2 (riboflavina) así como el zinc, selenio, cobre y manganeso contribuyen a la protección de las células del estrés oxidativo.

¿Quieres saber más sobre la nutrición ortomolecular?

Descubre todo lo que los micronutrientes pueden hacer por ti.

Hola, ¿tienes alguna pregunta?,

¿quieres saber donde adquirir nuestros productos?

Rellena nuestro FORMULARIO DE CONTACTO o envíanos un mail a info@laboratoriocobas.com y te contestaremos en la mayor brevedad posible.
También puedes contactarnos a través del teléfono +34 918 475 077.