Salud ósea2018-10-29T17:11:38+00:00

Salud ósea

Ayuda a mantener unos huesos fuertes y reduce el riesgo de pérdida ósea manteniendo un estilo de vida saludable.

¿Qué es y qué influye en la salud ósea?

El esqueleto se compone aproximadamente de 212 huesos de diferente tamaño, forma, función y capacidad de carga.

Los huesos también sirven como un depósito de calcio y juega un papel indispensable en su metabolismo en el cuerpo. El 99 % de esta sustancia (aproximadamente un kilo) se encuentra en los huesos y los dientes. Además de ser importante para la construcción de los huesos, también es imprescindible para el movimiento de los músculos, el corazón, el sistema nervioso y la coagulación de la sangre.

¿Cuál es la composición del hueso?

Existen varias capas del hueso. Debajo del periostio se encuentra una capa de hueso compacto. La parte interior, el hueso esponjoso, está constituido por finas trabéculas, que si se vuelven finas y porosas debilitan la estructura y estabilidad ósea. Dentro de la cavidad ósea se encuentra la médula ósea.

El hueso es un tejido dinámico que se remodela constantemente. Las células óseas responsables de esta remodelación son:

  • Los osteoblastos, que intervienen en la formación de los huesos.
  • Los osteoclastos, encargados de la resorción ósea. Gracias a este proceso, el hueso se mantiene estable, ya que se adapta a la tensión mecánica y física y se puede regenerar en el caso de una fractura.

La remodelación ósea es controlada por una compleja interacción de hormonas, vitaminas y minerales en combinación con la tensión mecánica. Un aporte equilibrado de vitaminas y otros micronutrientes y la realización de ejercicios adecuados contribuyen al mantenimiento de una buena salud ósea.

¿Cómo se forman los huesos?

Aunque el crecimiento de los huesos se completa al terminar la pubertad, la sustancia ósea está sujeta a un proceso de renovación permanente. La masa y la resistencia ósea alcanzan su punto máximo alrededor de los 25 años.

Tras esto, se produce una reducción gradual en la que el tejido óseo disminuye de forma constante. El desequilibrio hormonal que sufren las mujeres en la menopausia provoca que estos se vean más afectados con el paso del tiempo.

Cuanto más tejido óseo se haya creado en la fase de construcción, mayor estabilidad tendrán los huesos a una edad avanzada.

La ingesta adecuada de calcio y otros micronutrientes durante todas las etapas de la vida juega un papel esencial en la salud ósea, ya que afecta a la densidad mineral de los huesos y, por tanto, a su fuerza y ​resistencia.

¿Quieres saber más sobre la nutrición ortomolecular?

Descubre todo lo que los micronutrientes pueden hacer por ti.

Hola, ¿tienes alguna pregunta?,

¿quieres saber donde adquirir nuestros productos?

Rellena nuestro FORMULARIO DE CONTACTO o envíanos un mail a info@laboratoriocobas.com y te contestaremos en la mayor brevedad posible.
También puedes contactarnos a través del teléfono +34 918 475 077.